26 mayo 2008

PANGA EN SALSA DE UVAS

INGREDIENTES:
  • 2 filetes de panga bien embadurnados con las manos, unas horas antes, en buen vino blanco, aceite y sal.
  • 1/2 cebollita
  • unas 20 ó 25 uvas peladas y despepitadas previamente
  • aceite
  • vino blanco
  • sal y pimienta
Rehogar en aceite la cebolla picada muy menuda. Cuando ya esté añadirle las uvas y todo el juguito que hayan podido soltar e ir cocinando a la vez que se machaca con el canto de la espumadera. Añadirle un chorrito de buen y suave vino blanco, sal y pimienta al gusto. Si queda demasiado acuoso, se puede engordar la salsa con una pizca de maicena. A la hora de emplatar, asar los filetes de pescado y servirlos con la salsa

5 comentarios:

K /que más dá dijo...

Bruselas afirma que los filetes de panga procedentes de Asia cumplen los requisitos comunitarios

No obstante, reconoce la existencia de cinco alertas relacionadas con la presencia de residuos de medicamentos veterinarios en este pescado

Este pescado la verdad no me ofrece garantia alguna, en algunos paises esta prohibida su venta, aparte de ser insipido y falto de proteinas. Ante la duda, yo no recomiendo su consumo, solo es barato.
Me gustan tus recetas y como nos metes en tú mundo, con tus relatos.
Me alegro de haberte "conocido".

Adormidera dijo...

Ay K, qué sí que da, no me cuentas nada nuevo.
Ya había yo visto informes tanto sobre la forma en que este pececito es cuidado en sus ríos de origen, lo que comen y esos "medicamentos" no sólo veterinarios, no, también leí algo sobre hormonas femeninas, y sobre alguna enfermedad transmisible de la que ahora olvidé el nombre.
En fin, que a mí tampoco me la ofrece pero como no soy escrupulosa...
El otro día en algún lugar escuché una serie de puntos para ahorrar en tiempos de crisis, y me llamó la atención que todo lo que recomendaban era lo que hace años y más años ya se critica por insano en ciertos sectores, como cocinar en ollas a presión o en microondas. Pensaba yo que para los menos agraciados no siempre existe la posibilidad de ser sanos.
Selección natural o elección dedocrática?

Muchas gracias por tu visita K/quesíqueda... jajajajjaja... a mí tb me hubiera gustado "conocerte"

k así-séa dijo...

Todo se andará, el cámino es largo y penoso y el destino ...
Hay que ser algo + selectivo en lo referente a esta especie de pezes-rata, ya que sintetizan en y acumulan en sus carnes todas las substancias toxicas-clocanianas que luego pasás a tú cuerpo y practicamente son imposibles de eliminar.
Cuidate plissssssss.

Adormidera dijo...

Gracias por el consejo.
Si puedo evitarlo, lo haré.

Perdóname que te rectifique, igual que te trate de "tú", el camino es largo y el destino inexorable pero no penoso, espero.

k no sea dijo...

Para sacarle jugo:


© Justo Fernández López

FORO DE CONSULTAS - ARCHIVO

Me gustaría conocer la raíz y significado de dicha raíz de la palabra "inexorable".

Inexorable viene del latín “inexorabilis”, negativo de “exorabilis”, derivado del verbo latino “exorare”, que significa ‘rogar’, derivado a su vez de “orare” ‘orar, rogar, suplicar’. “In-ex-orabilis” > que no se ablanda ante los ruegos.

Se aplica a las personas que no se dejan ablandar en sus sentencias o castigos por los ruegos o la piedad, a sus actos y a la justicia, el castigo, la sentencia, etc., que no se atenúan:

un padre inexorable

un juez inexorable.

Inexorable es algo que se cumplirá porque el que lo ha decidido no se deja ablandar por los ruegos de quienes imploran piedad.

Es aplicable también a todo lo que afectan a las seres humanos:

el tiempo pasa inexorablemente

el inexorable paso del tiempo

el tiempo inexorable se diluye entre los dedos

la inexorable duda

un corazón inexorable

una sentencia inexorable

el inexorable camino de la democracia burguesa hacia el fascismo

el Gobierno culpa al Ejecutivo anterior del inexorable empobrecimiento

el temperamento no es un destino inexorable

la inexorable presencia de la muerte

Dios, pues, no es un soberano inexorable que condena al culpable, sino un padre amoroso al que debemos amar por su bondad siempre dispuesta a perdonar (Benedicto XVI)

En alemán:

inexorable

unerbittlich


Espero que a Justo no le parezca mal.