14 septiembre 2008

HAY SEMANAS

Hay semanas que están porque deberían estar para no trastocar el calendario.
Semanas que se escurren entre los dedos, dejando pozos de deseos incumplidos, tareas inacabadas, palabras sin oídos.
Hay semanas que no sé si he soñado o me he perdido, envueltas en el equívoco de pasos que se creían dar en la cinta andadora de la inmobilidad.
A las 8 de la mañana del último día, suena un teléfono. No esperas llamadas pero las deseas. Así que lo coges con un gesto y una pícara sonrisa que queda congelada estúpidamente en el rostro al escuchar la 7ª palabra.
Y es que hay semanas que están porque deberían estar para no trastocar el calendario, y personas cuyo destino es irse con ellas. Ojalá mañana mismo no haya olvidado ésto y encare ese nuevo período con la lección bien aprendida. Creo que me lo merezco.
Ahora toca decir adiós y dar ánimos para tiempos venideros a los que recordarán esta semana como la más triste, y a la persona sin necesidad de una lista de 10 cosas.

5 comentarios:

Juan dijo...

Adormidera, he entrado a hacerte una visita y tu post me ha dejado un poco desconcertado. Espero que no te haya ocurrido nada desagradable. Si tienes tiempo y lo deseas pásate por mi blog, te he dejado una cosa. me darías una alegría si lo aceptaras.
Un saludo

Cris dijo...

Qué pasaría si quitaramos los peldaños de una gran escalera?
Dices que hay semas que están porque están. Creo que simplemente tienen que estar, nos pueden no gustar, pero ahí quedan.
Te imaginas quitar un par de notas a una bella melodía? jajajaja
Esta chica me pone.................de los nervios
jajajjaja
Un beso de To

picapusa dijo...

jo , no me gusta leerte así, te mando un beso y un achuchón fuerte adormidera .
besitos

Adormidera dijo...

Seguirme a cada paso puede desconcertar un poquito. Las escaleras que piso -no me gustan las mecánicas- a veces suben y a veces bajan, pero siempre van adelante.
No quito ni un peldaño, To, ni una nota. faltaría más, ¿cómo voy a disfrutar tanto los momentos brillantes, vitales, alegres de la sinfonía si he sacado los movimientos contrastantes?
Quizá no sería tan positiva hoy, si ayer no hubiera tenido una pequeña duda. Todo sería más lineal y facilón, pero desde luego no sería ni mucho menos intensa y consciente la idea de que, a pesar de los pesares, merece la pena.
Y siento ponerlo a ud, que ya supongo que eso le resultará engorroso. Pero no se queje y recurra al "om tare..." como hacemos los que reconocemos nuestros nervios, jajajajaja.

Juan, Picaniña, muchas gracias por la atención-preocupación. Para ser justa con ustedes les confieso que ya salió el sol, justo al día siguiente lo hizo.
Besazos a ambos.

picapusa dijo...

Me ha encantado leerte así ahora, y más me ha gustado como me has llamado .

Tu lo has dicho, puede que vivir la vida intensamente sea como una montaña rusa pero el momento intenso del sube y baja es lo que nos hace sentirnos más vivos.

un abrazo.