15 octubre 2008

ALIMENTANDO SUEÑOS (Ensalada de peras, queso y salsa de rúcula)


A veces cuando cocino, o pienso en cocina, me imagino un huerto que en la realidad no acaba de arrancar y platos super sencillos pero deliciosos para unos poquitos.
Me entretengo en pensar qué haría si tuviera tal o cual cultivo, cómo aprovecharía el excedente cuando llegara o cómo conservar y guardar, atesorando para el invierno.
Aprendo y, mientras, vivo ( a veces hasta engordo, jajajajjaja).
Los intentos no siempre los dedico a mis futuras cosechas, sino a las de gente que me rodea, el año pasado me dio por sacarle provecho a las berenjenas de mi hermano, este año a un mini huerto en un monte que mira de frente a la isla. Confianzuda que es una, tomo prestadas las cosas de los demás, y alimento mis sueños con ellas, aunque también soy capaz de fabricarlos a medida si alguien me los encarga.
La combinación, verde, queso, peras, nueces, es una de mis preferidas para las ensaladas de entretiempo. Así que muy dispuesta quise variar un poco aprovechando la rúcula que estaba ya para recoger, con mi cestito de pensamientos, y como buena recolectora (en un mundo primitivo me hubiera pedido serlo) cogí un par de puñados, y preparé la ensalada para dos.

Hecha la salsa de rúcula y nueces (dos temas más abajo), sólo quedaba la tarea de ablandar y endulzar algo las peras conferencia que había traído - el Edén aún no es un "todo incluído"-. Vaya con la obligación moral y real de comprar lo más económico, qué peras más sosas encontré. En el proceso de ablandar-endulzar casi estropeo el invento, entretenida como andaba de cháchara con el hortelano, a punto estuvo de quemarse la fruta que había puesto a cocinar. A veces las cosas salen mal porque salen mal, pero otras salen bien de puritita casualidad.


ENSALADA CON PERAS Y LA SALSA DE RÚCULA

INGREDIENTES:
  • Lechugas a elección
  • Peras asadas (en esta ocasión guisadas en plan rápido con un chorrito de agua, una pizca de azúcar y lo mismo de mantequilla, con objeto de restarles dureza y sumarles dulzor)
  • Queso de cabra fresco ahumado (tirando para la tierra)
  • Salsa de rúcula (rúcula, ajo, nueces, parmesano,aceite de oliva, sal y pimienta)
  • Vinagre (qué rico es el de módena, y cómo me molesta el negro algunas veces)
El proceso como para cualquier ensalada y al gusto. Base de verde, queso asado en la plancha y cubierto con salsa de rúcula pura, mitades o taquitos de la pera asada o guisada y ya fría, aliñado con otro poco de salsa mezclada con unas gotitas de vinagre, en este caso de módena.

5 comentarios:

MolyGalicia dijo...

Hola de nuevo, pero que bien combinas los ingredientes de las ensaladas...están llenas de color...te reirás pero parece una paleta de colores...me encantan las ensaladas sobre todo cuando están así de fresquitas que sólo con verlas apetece comérselas.

Besiños mi niña!!!


P.D: Me encanta el mote que me has puesto "ruliña", aquí (quiero decir en mi tierra) es un término muy cariñoso, por lo que puedo ver que tú también lo eres, aunque ya lo suponía....

Juan dijo...

Yo no se por qué pero cuando pones alguna receta me preparo para asimilar todo lo que dices. Tengo que decirte que a mi, el tema de la canción, no la canción, me trae buenos recuerdos.
Esta ensalada está para enmarcarla.
Saludos

Adormidera dijo...

Miña ruliña (¿será rizar el rizo?), resulta muy fácil pasar por un espejo y reflejarse. ESo me pasa contigo -aparte que pueda ser más o menos melosa, según ocasión y personas-, lo que ves en mí es apenas tu reflejo y recibes una mínima parte de lo que tú das a espuertas. La ternura gratuita es muy difícil de encontrar, y ya que estábamos estos días hablando de este mundito de internet, encontrarla aquí es bastante complicado. Primero porque muchos tenderán a enmascararla y otros no se mostrarán lo suficiente. Sin embargo de ti sale a manos llenas.

A mí tb me gustan las ensaladas coloridas, la comida en general jajajajaja, algo de cría me debe quedar.

Bicos

Adormidera dijo...

jajjajaja, Juan, no sé si éso no te resultará finalmente agotador.
A mí la canción tal como cuento, no me dice o no decía nada, primero porque no sé hablar inglés y segundo porque aun gustándome el ritmo, no tenía vivencias a su vera. ¿Tú sabes lo que dice?

Lo que sí que me ocurre es que luego de identificarlas con un acontecimiento, un momento, un sentimiento, una persona, un recuerdo... ya no pierden esa connotación.

Gracias por el comentario de la ensalada, tanto para comerla como para enmarcarla y que haga de escenario a cualquiera de estas conversaciones, verdad?

Me gusta como se va abriendo el tema de los comentarios.

Un saludito!!

picapusa dijo...

Bueno, bueno, bueno, creo que no tendrás dudas que esta ensalada me la anoto para hacerla en breve ,me parece deliciosa, en cuanto a la música , a mi si me gusta, no se exactamente que dice pero me pasó como cuando en el cole el profesor de la asignatura es guapo, jeje, lo miras y lo miras y te importa un bledo lo que está diciendo.

saludos adormidera.