11 octubre 2008

ME CONTAGIA... Salsa de rúcula y nueces


En muchas ocasiones, releyendo algo que he escrito tiempo atrás, me resulta difícil reconocerme autora de esas letras e incluso de los pensamientos que las sostienen.
Con los mensajes de móvil, aún es más profunda la impresión. Resumir en pocas palabras un estado anímico, una inspiración, un acontecimiento puntual, te hace estrujar al máximo las neuronas. Son pensamientos sueltos pero amalgamados, reconcentrados, intensos y normalmente íntimos a pesar de la frialdad del medio.

Mi teléfono móvil no me da la posibilidad de guardar los enviados (ya, ya, si seguro que se podrá y yo no he encontrado aún cómo) pero sí de almacenar los recibidos. Por momentos me ha animado la idea de irlos recopilando, transcribirlos como quien guarda retazos en un diario, cartas, recortes.

No sé, quizá deba hacerlo antes de que la edad pase factura, se me pase el ímpetu y desaparezcan los móviles y las personas que los han recibido. Ahí hay trozo de vida, amalgama de sentires, paisajes que se desdibujan en la memoria pero que quedan plasmados en un instante real aunque lejano del pensamiento actual. Hay arenas, árboles, brisas, soles, nubes, pinchos, pasos, fantasmas, edificios, cielo, agua, viento, mar, calles, personas ajenas, personas queridas... y tantas cosas.

Ahora mismo no puedo recordar ni tengo quien me pase alguno de esos mensajes enviados por mí, pero sí tengo este otro que es mío desde el momento que está en la tarjeta de mi nokia:
"... como una adolescente a la que la vida le sorprende por los pies de la cama al despertar. Me contagia tu premura al sonreír"

Y corro presta a sonreír(le) para que el día sea propicio y subo el resultado de lo que ud me contagia entre otras cosas: curiosidad.

Al principio pensé en llamarla "pesto" -salsa italiana con una base de aceite, ajo, queso, piñones- pero al no encontrarla entre las variedades que se describen, preferí ponerle simplemente salsa, y tirando para lo canario podría haberle puesto "mojo", ya que, curiosamente, no es tan distinto a los nuestros.
En fin, que no hay nada sin inventar, que todo son variaciones, en este caso basada en la necesidad de encontrarle más posibilidades a un pequeño huerto que me inspira y contagia, de integrarla en una ensalada de base ya decidida que subiré en otro momento, de aprovechar un trozo de Parmesano que salió carísimo pero también se hace interminable, y de seguir explotando esta vena que experimenta con sabores que compartir.

SALSA DE RÚCULA Y NUECES
INGREDIENTES:
Dos puñados de rúcula (medidas habituales en mi mundo adormilado)
1 Ajo
Nueces, quizá serían unas seis o siete.
Queso Gran Padano, hasta que me cansé de rallar.
Sal, pimienta
Aceite de oliva y un poquito de agua si se necesitara.

¡Y a machacar en el mortero o moler!


Resultado: sabrosa, ligeramente amarga, mejor reposada porque integra bien los sabores, un vicio para sopetear, peligrosa si se pasa uno en cantidad aunque... a ver quién es el guapo que se atreve con lo que llena.
Anotaciones: para la próxima, probar a poner el ajo guisado o asado, que he visto que algunas recetas del pesto de albahaca y piñones lo ponen así, y ya mi castigado cuerpo va necesitando equilibrio y suavidad.

10 comentarios:

MolyGalicia dijo...

Hola mi niña linda!!! cuanto me alegra no perderte la pista...perdona mi despiste...pero ahora que te he encontrado siento decirte que ya no te librarás de mí!!! Tus relatos siempre me sorprenden, es increíble como vás ligando la narración con el arte de la cocina, interesante salsa, llena de color verde, la haré un día de inspiración, porque lo que me sobran son nueces y verduras!!!me encanta esa imaginación tuya que te desborda....


Mil besos mi niña linda!!!!!

Maby (Marhya) dijo...

De móviles no voy a hablar, que soy un desastre, pero tengo algún mensaje guardado desde hace años.
La salsa, qué te voy a decir, estupenda. La rúcula sólo la he comido en ensaladas, pero me gusta mucho así que tendré que probar.
Besitos!!!

Ishtar dijo...

Muy buena esa ensalada con sabor a mensajes y nueces, pero qué perdida andas del foro y cómo te echamos de menos me gustaría verte de nuevo por allí a pesar de lo desangelado que está, pero son las personas las que le dan calor y alma con sus mensajes, vuelve pronto. Un gran abrazo.

Adormidera dijo...

Bienvenida, Ruliña!!
jajajajajaja, No pienses que me asusto de tu amenaza, así que esperaré que sigas viniendo por aquí.
Si supieras que normalmente no hay relatos, son puras tonterías del momento en que subo algo. Sea como sea, si disfrutas el instante de leerlo, yo me alegro muchísimo.

En cuanto a la salsa verde, pruébala tú que tendrás unas nueces y yerbas de primera. El color puede ser el mismo pero el sabor seguro que será muchísimo mejor.

Un beso enorme.

Adormidera dijo...

Marhya, en el móvil anterior tb conservé algún mensaje años, hasta que definitivamente se perdió con la batería del dichoso aparatito.
Este me parece a mí que no le sacaré tanto provecho.
A mí me pasa lo mismo con la yerbita, que es algo que se ha empezado a ver recientemente, aún no lo he explotado lo suficiente.

Pero oye, fue lo único que encontré en el super por unos céntimos. Entre éso y que espero que me enseñen a plantarlo yo o, como poco, me inviten a comerlo en otro huerto, pues me decidí a experimentar.

Un besazo

Adormidera dijo...

ESte fin de semana entré en algún momento, Isthar.
Pero la verdad es que me había acostumbrado a mirar casa por casa, a viajar a tierras lejanas, y el sitio aunque colorista me resultó muy limitado y lleno de obstáculos para leer con este nuevo formato.
Sin embargo no me fui del todo, cuando algo me inspire participar, por supuesto que lo haré, a ver si poco a poco vuelve todo a la normalidad.
Muchas gracias por la visita y por la invitación a volver. Siempre tan atenta a todo, chica misteriosa.

Un beso

Marhya (Maby) dijo...

Adormidera, la rúcula se planta sola como quien dice, el otro invierno tuve en el huerto y este espero tener también, simplemente con la tierra a punto espolvoreas las semillas por encima, como si echases sal a una bandeja de patatas, pasas el rastrillo muy superficial, lo riegas y sanseacabó. No hay más misterio. Para cuidarlo sólo regar cuando la tierra está muy seca, a mi con el rocío de la mañana me valía, y en diez días o así ya está nacida.

Besitos.

Adormidera dijo...

Marhya,
eso mismo estaba yo pensando ayer, sobre todo cuando estuve en el super y vi como la tenían allí tirada como yerba mala.
La del huerto para la que estaba pensada esta revista también me pareció había crecido en poco tiempo. Así que también debo atreverme yo.
De hecho ya tenía pensada la zona en la que irían las hierbas, quizá eche algunas semillas sin esperar que esté las cosas organizadas y las pueda usar antes.
Muchas gracias por las indicaciones.
Un besssazo

Maby (Marhya) dijo...

Adormidera, si te gusta atrevete, hace dos días te decia que esperaba tener rúcula en el huerto este año también, pues con lo mucho que llovió ayer (y algo menos esta mañana)a mediodía me dice mi marido que ya había nacido la que plantó la otra semana y salí corriendo a verla. ¡Qué ilusión me hacen esas cosas! Aún son unos puntitos verdes pero ya asoma y yo ya me relamo pensando en qué ricas ensaladas podremos comer si no se nos adelanta alguna babosa o algún caracol antes.

Adormidera dijo...

ohhhh, ¡qué bien!Entre tú y el To me están metiendo una envidia en el cuerpo
Yo estuve limpiando de alguna yerba la huerta antier, inspeccionando y recogiendo los membrillos para que pase el tractor y poder meterle mano si consigo ayuda. Descubrí tropecientos plantones de calabazas, pantanas o calabacines, aún no sé. Y como tú dices, qué feliz se pone uno!!!
Espero que andes más rápida que los caracoles y puedas disfrutarlas bien.
Ay... qué ganitas de volver a ese sabor amargote.

Un besazo