27 febrero 2009

Corazones valientes (Pasta con albahaca)


De corazones valientes está el mundo lleno. Anónimos, silenciosos, discretos por fuera. De corazones valientes vivimos otros pocos corazones más, normalmente ocultos y callados también.

Pero a veces toca levantar la mano y pedir la voz y agradecer a los generosos que fueron y que serán. Y decir que somos, que soy, de las diez personas que un día cualquiera en España tienen la oportunidad de volver a vivir, por ese acto desprendido en el peor momento para ellos, en el de la pérdida, que para mí, para nosotros, se convirtió-convierte-convertirá en un volver a empezar.

Acabo de escuchar en la radio que hoy es el Día Nacional del Transplante, y porque pienso que hay días de fiesta que merece mencionar, que no enriquecen a ningún centro comercial ni nos hacen más ñoños sino que nos recuerdan lo que podemos hacer por los demás y agradecer lo que han hecho por nosotros sin saberlo siquiera, es que hoy lo menciono.

Gracias a los corazones valientes y, como no me sobran las palabras, una música que siempre me levanta y me recuerda la alegría de vivir. Cuando la escucho y gracias a "mi otro" me entran las ganas de bailar y puedo hacerlo. Ojalá pudiera transmitir hasta donde llega este sentimiento de gratitud...
(en otra pestaña)

No sé si cocinaré hoy pero tenía algo guardado para un momento especial: sencillo, intenso, breve, un ataque de agradecida felicidad.

ESPAGUETTI CON ALBAHACA
Sencillo como pretendo siempre: en un fondo de oliva, sofreír muy lento para no quemar 2 ajos en fisquitos + 10 almendras peladas + aritos de pimienta seca + 2 ó 3 tomates secos picados.
Una vez listos, moler gruesamente en el vaso de la batidora junto con una buena cantidad de hojas de albahaca. Añadir un chorrín de agua si se necesitara y volver a poner en la sartén a tibiar. Servir seguidamente sobre los espaguetti recién hechos.
Sin florituras pero deliciosos, y si apetece: unas pasas sin pipas que le darán un puntito de dulzor.

12 comentarios:

mamen dijo...

Yo intuia que tienes un halo de espiritualidad, y ahora se porque, pasar por esos trances te hacer ser mas especial, porque piensas mucho mas en positivo, me alegra que estes aqui, asi disfrutaremos de tus reflexiones, que hacen pensar, un beso preciosa

picapusa dijo...

No sé que decir, sólo que no se me ocurre mejor forma de vivir eternamente que así, dando vida y esperanza a otra persona.
Esa pena tengo, yo no lo podré hacer, y bien que quisiera.

un beso adormidera

Juan dijo...

Adormidera, cuando te leía creía intuir algo, pero no llegaba a tanto. Ahora ya me he enterado y te felicito por tu forma de ser, por tu forma de ver y vivir la vida. No desfallezcas nunca y ya se ha visto por tu entrada que eso no va a ocurrir. Debes ser un encanto de persona.
Hoy, si me lo permites, me despido con un beso.
Que tengas un buen y alegre fin de semana.

Marhya dijo...

Con lo que has dicho poco más s epuede añadir, sólo mandarte un beso y recordar también a los familiares que en momentos muy duros son capaces de ver más allá y aceptar que otras personas y otras familias puedan sonreír.

Los espaguetis debían esar divinos.

Ana dijo...

Qué estúpida fui en mis posts anteriores diciendo que no soportaba cuerpos extraños dentro de mí. No vi más allá y eso que llevo el carnet de donante en mi cartera, aunque de mí no se ya qué podrán aprovechar, quizás la córnea porque debo estar podrida.
Lo que hace el egoísmo, yo sólo pendiente de sentir el equilibrio físico de mi cuerpo sin llegar a pensar que un cuerpo extraño te puede devolver la Vida. Y tú ahí tan callada. Con razón pasabas y dejabas un prudente comentario. Ni siquiera luego cuando me enteré de esto, caí en lo corta que había sido. Ha sido ahora al leerte cuando me he iluminado, me ha pasado como cuando me cuentan un chiste, que llego en el tren de las 10. Te pido disculpas y me llevo un sabor dulce, dulce de tu grandeza representada en tu receta por esas pasas sin pipas.
Eres un ejemplo de superación.
Con cariño.
Ana

Calohe dijo...

Hoy la que no tiene palabras soy yo...
Un abrazo muy, muy fuerte

tanci dijo...

Querida Adormidera:
Me quedé "lela" oyendo esta música que nos has traído. Al tiempo oía a mi corazón latir acompasado y elevarme y transportarme hasta el tuyo. Me has vuelto a calar íntimamente, hasta emocionarme. Me gustó tu bonito gesto de reconocimiento y gratitud. Ese gesto te engrandece. Y yo al leerlo me siento en paz con el universo y sintiendo esta música también me dan ganas de bailar. Recibe mi abrazo más caluroso.

Zerogluten dijo...

Ayer dejé un comentario y ahora no lo veo. Estos de blogspot ultimamente están fatal...
Decía que felicidades a los donantes de vida por dar luz en un momento tan dificil para ellos y felicidades a receptores como tú que eres una lección para todos.
Te mando un beso muy caluroso Violeta y felicides por ser como eres, me encanta

Anónimo dijo...

Adormidera,"corazones valientes"que decir.La donación es un gesto totalmente altruista,considerado como el mayor acto de bondad entre los seres humnos.tambien a los familiares que en momentos muy duros son capaces de ver más alla.Felicidades por ser como eres.UN BESO DE Humita....

Mietta dijo...

buen platito!
mmmmmm!!!

mesilda dijo...

Conozco a uno de esos familiares que por desgracia an tenido que pasar por esa decision, y ella siempre lo recuerda con cariño el pensar que hay alguien por el mundo que lleva el corazon de su ermano.
Los espaguetis divinos,los videos del carnaval muy divertidos.

Adormidera dijo...

Abrazo apretado a todos.
Ana, yo sentí lo mismo contigo, así que ni se te ocurra decir nada. A cada uno duele lo suyo, sólo cuando llega la calma se puede ver alrededor.
Sigo diciendo gracias y no me lío más. TEngo mucho atrasado por hacer.
Gracias, mil gracias, y si un día nos toca, espero tengamos la valentía de imitar a la amiga de Mesilda, o a mis desconocidos.