17 marzo 2009

DETRÁS DE MI SONRISA (Crema de lechuga)

Esta mañana enciendo el ordenador y, por puro azar, como casi siempre, leo un título: "Detrás de mi sonrisa". Busco en la red, pero no encuentro nada positivo tras estas letras.
¿Será posible que nadie escriba sobre ésto sin confesarse mascaritas en un baile de disfraces diario?
Recuerdo un reportaje que leí sobre el verdadero principio de aquella vieja campaña "Free Hugs". Dicen que cuando Shimon Moore (líder del grupo que pondría luego sonido al vídeo que se hizo famosísimo en youtube) preguntó a ese chico porqué lo hacía -ofrecer abrazos-, le respondió:
"porque me gusta dejar sonriendo a la gente cuando se separan de mí".
Muchas cosas hay detrás de mis sonrisas.
Hoy mismo habrá mil pequeñas descargas que muevan los musculitos que se ponen en movimiento para esbozarlas:
Haberme despertado.
Las patadas que me está dando mi gato en la espalda intentando acomodarse entre el respaldo de mi sillón y yo.
Los planes y yerbajos que me esperan en la selva.
La confianza en que los cambios que se avecinan traerán aspectos positivos.
Y también un regalado abrazo de corazones azules y de empanadillas con dulce de pasas sin pipas que recibí ayer por correo.
Así corro a contarte, Ana, que a este lado has dibujado una sonrisa amplia, que me he apresurado a ponérmelos para tibiar los últimos días frescos, antes de desempolvar las sandalias y exponer los pies al sol. Que he puesto música y bailado por el salón.
(creo que ésta ya la puse hace mucho tiempo, pero me gusta tantísimo...)

Hoy tú has sido ese abrazo que me ha dibujado cara feliz. Un beso rojo, Ana (la que un día fue a las 3), para tu cariño azul que me deja sonriendo. ... hasta la cartera venía contenta y puntual con el paquete, y mira que no suele hacerlo.
Hay otra muchas razones para sonreír esta mañana, entre ellas, algunas verdes. Y entre las de ese color, una que puedo confesar sin estar en presencia de un abogado ni sonrojar a nadie:
CREMA DE LECHUGA "ROMANA"
Fácil, simple, rápido... vergüenza me da hasta subirla, pero será mi comida de hoy y me encanta.
La hago rehogando un puerro no muy grande y una cebolla en un poquitín de oliva. Mientras, voy troceando un calabacín y dos papas. Lo añado, doy dos vueltas más y añado hojas de lechuga troceadas (en mi caso romana, porque es la más verde que encuentro, que me encanta para comer con el pan, pero no tanto para las ensaladas) y perejil fresco si tengo, pimienta blanca recién majada y caldo, o agua y un cuarto de pastilla de caldo.
Cocinada hasta que la verdura esté tierna, pasada por batidora o pasapuré. Sola, con picatostes de pan frito o tostado... como sea uno se siente feliz de tomarla.
El olor es intenso, recuerda bastante a la yerba, a lo mejor no a todos gustaría por ese tema. A mí me estimula peroooooooooo, cada uno es un mundo.
Y dime, detrás de tu sonrisa, ¿qué hay?

14 comentarios:

alinitaxula dijo...

Mi niña la receta fácil y buena y tus palabras tan bellas como siempre.
Qué habrá detrás de mi sonrisa? supongo que más sonrisas, a veces dudas, mezcla de cosiñas pero al final la sonrisa sale y es la que abre puertas, ventanas, muros y nubarrones....
biquiño gordo
alinita

salvia dijo...

Hola Adormidera!!!! La receta estupenda, me gusta el olor a verde (hierba) así que me encantará, detrás de mi sonrisa......estoy yo dubitativa las mas de las veces y segura las menos, contenta, cansada.. y a veces incluso enfadada......
Besotes!!!

Marhya dijo...

Me he quedado pensando qué hay detrás de mi sonrisa, la de ahora al leerte. Empatía, ternura, complicidad y cariño. Porque éso es lo que me han transmitido tus palabras y tus imágenes.
La cremita lo que me da es hambre.
Besitos y sonrisas.

mesilda dijo...

En lo sencillo esta lo bueno,y esta crema es deiciosa,en cuanto a la sonrisa los que mas me hacen reir son los gemelos de mi hermano de 4 años que ademas son mis vecinos,no me dejan vivirrrrr.....siempre los tengo en casa,pero si no fuera por ellos no me reiria,la verdad es que quitan todas las penas.
Besos.

Calohe dijo...

Hola Adormidera!
Yo he sonreido con tus "amorosos" calcetines ...
Tengo que probar tu crema de lechuga, porque otra que probé ni fu ni fa, pero la tuya tiene muy buena pinta ...
Mi mejor sonrisa para tí!

Anónimo dijo...

Hola adormidera facil y buena esta crema de lechuga.Hummmmmmmm no la hecho nunca me la quedo.la sonrisa ...da vida y juventud, felizidad .Con mucha sonrisa jajajaja.... de Humita.Besos

Marta dijo...

Me encanta leerte con mucha calma, me relajas, me hace sentir bien.
Nunca he pensado en la lechuga para una crema, gracias.

Un beso

Zerogluten dijo...

Detrás de mi sonrisa suelen estar dos pequeñuelos que me tienen loca, que juegan juntos, que empiezan a pelearse a su manera, que de vez en cuando vienen corriendo a darme un abrazo, también a su manera... Los adoro y todos, absolutamente todos los días me despiertan una sonrisa.
Enhorabuena por tu abrazo, viniendo de Oxiniña tenía que despertar tu sonrisa, ella es así.
Besitos sin gluten

dewinter dijo...

Detras de mi sonrisa estan las palabras, unas veces las tuyas, otras veces las que me trae el viento al atardecer, detras de mi sonrisa, está siempre la risa de mis hijos, la alegria en sus ojos, la pasión en su mirada. Detras de mi sonrisa, a veces solo hay una mueca que quiere ocultar el dolor, la decepción, la angustia o la tristeza,ojala su pudieran barrer con un solo gesto.
A veces, la sonrisa se inicia en el corazón y no llega a los labios, se pierde por el camino, pero deja un rinconcito templado allá adentro, donde no queremos que reinen las nieves...
Tus sopas, tus calcetines, tu mirada azul y luminosa sobre lo que te rodea, tambien me regala una sonrisa, una de esas que si llega hasta mis labios partiendo del corazón.

Gloria dijo...

Me haces sonreir cuando te leo, siempre he creído que una sonrisa es mejor que la risa porque es más difícil despertarla.La risa a veces es un escape a una situación incómoda,pero cuando ves a un bebé sonreir se ilumina tu corazón,o sonríes cuando no existen palabras para consolar un dolor,o sonríes a la persona que amas en complicidad,
en fín la dulzura de una sonrisa es
dar parte de ésa dulzura que necesita alguien para no caer.
Tu receta es "dulce" para el cuerpo.

Un saludo

Nina Maguid dijo...

Riquísima la receta (me encanta la lechuga cocida y todo lo demás) y precioso el regalo. Preciosas también la remitente y la destinataria. Y no menos preciosa la sonrisa que iba en el paquete y que te pusiste junto con los corazones azules. Bailar con una sonrisa en el corazón y unos corazones en los pies es el mejor ritual de primavera. Viva Internet!

Juan dijo...

Hola Adormidera. Detrás de mi sonrisa, ahora lo hago muy a menudo, vienen mis sueños, sueños que sueño algún día se hagan realidad, lo espero y lo deseo.
No se por qué dices que te da vergüenza poner esta receta ¿quizás por su sencillez? prefiero una receta sencilla y estupenda como ésta antes que mil sofisticadas aunque sean de renombre. sigue poniendo cosas sencillas, merece la pena, como el leerte.
Unos calcetines preciosos, ya he visto unos cuantos, en foto, claro jj.
Cuando hace años probé la lechuga cocida, antes de hacerlo pensé ¿como se me habrá ocurrido? la probé, me gustó pero desde entonces no la había vuelto a ver, has hecho que me traiga muy buenos recuerdos.
Saludos

elo-cocina dijo...

Detrás de mi sonrisa también hay un gato que me roza por las noches, mayor y algo enfermo.

oxiniña dijo...

Haces de lo minúsculo, lo máximo, cada vez lo tengo más claro, hay más belleza en una sopa de las tuyas que en toda la exageración a la que por sofisticación no llego la mitad de las veces.
Preciosos te quedan los corazones en los pies, queda inaugurada así oficialmente la Primavera jjajajajaj.
Pero cuidado con los bailes no te me vayas a fracturar algo, te quiero hazada en mano, ya nos enseñarás el jardín en alguno de estos, con el amor que le pones debe estar precioso.
Con las Fallas se me pasó este post.
Besos, besos y más besos.