07 marzo 2009

GALGUÉN (Crema de espinacas y arroz)

http://www.youtube.com/watch?v=TOf5qWMLnD4&feature=related
(merece la pena verlo y escucharlo si se tienen cuatro minutitos)

Calohe comentaba un día aquí que no sabía lo que son los dragos. Y si ayer tenía claro el tema que quería subir hoy, tan feliz estaba con "mi" cosecha, esta mañana al despertarme la seguridad de que sería este otro se había fraguado durante el sueño.
Para ella un regalo, para tí un recuerdo.

Decir que Galguén, si no recuerdo mal, es una Reserva Natural entre Garafía y Barlovento. Creo que antiguamente se llamaba así a toda la parte norte y que el palabro significa "piedra".
Es una zona rica en barrancos de laurisilva en sus zonas altas, con especies de flora y fauna protegidos y otros en peligro. Y en los acantilados y desembocaduras de los mismos crecen muestras importantes de especies que enraizan en la roca.
Uno de los símbolos canarios y también de esa zona norte son los dragos (dracaena draco) donde abundan en comunidad, y no solitarios como otros que se han hecho conocidos en Tenerife, Gran Canaria o aquí mismo en Breña Alta (La Palma).
Los antiguos moradores creían en su magia y yo, moradora aunque de otro tiempo (?), también lo siento.

Frente a ellos, abrazados a ellos, uno se siente en su sitio, en su lugar, ha vuelto a casa. Por ellos y junto a ellos los hombres lloran haciéndose conscientes, y comienzan historias que con seguridad terminarán antes que al drago le haya crecido una ramificación nueva. Terminaremos nosotros y ellos seguirán. No sé si por todo eso que acumulan cargan tanta energía que transmiten al simplemente mirarlos-tocarlos, o es que nos abren alguna rendija a lo que fuimos y olvidamos antes de nacer y es eso lo que nos estremece.
Como fuera, yo a veces tengo la necesidad de volver a ese norte para descansar. Hoy la tengo y estoy segura que Calohe también se sentiría bien allí. Por eso, te he traído ese vídeo, esa voz que se mete tan dentro como un atardecer en Garafía. Espero que te sirva.

Lo que no voy a variar es la receta que tenía dispuesta. Muy caliente (muy abrigadas), con unos cuscurros de pan frito se me ocurre que igual valdría para cenar tempranamente mirando como se pone el sol sobre el mar, o la luna que allí parece estar al alcance de la mano. Además que es como la comida de tu suegra "cuatro cosas y listo".

CREMA DE ESPINACAS Y ARROZ
No me gustan las cremas con quesitos y prefiero no usar bechamel. Así que está hecha con leche hervida con sal y cuatro bayas de pimienta de esa gorda y marrón (¿jamaicana puede ser?, me parece que sí, que alguien me dijo que se llama así) que tiene un olor muy particular pero no pica, donde se guisarán unos granitos de arroz (no demasiados o nos saldrá un engrudo) suficientes para que consigan dar cuerpo y cremosidad a la sopa. Se puede añadir la punta de una pastilla de caldo al gusto y un chorrito de oliva
Cuando ya esté guisado, añadir las espinacas bien lavadas y dejar 5 minutitos escasos, o el punto de cocción que cada cual prefiera.

Pasar por batidora y chino, y volver al fogón donde se comprobará de sal. ¡Y ya está!

Prometo que no es broma, está deliciosa acompañada de un chorreoncito de oliva, unos picatostes -estos salieron bien negros porque eran rebanadas de pan integral- o manzana rehogada y pimienta de colores recién molida en cualquier caso. [Por cierto que necesito con urgencia recomendaciones para hacerme con un molinillo. Este me lo deja demasiado entero. ¿Debo tener en cuenta algo?]

11 comentarios:

Zerogluten dijo...

En Cádiz hay un drago que es casi un símbolo de la ciudad. La verdad es que son tan fuertes y robustos que dan ganas de abrazarlos. La próxima vez que pase cerca no me quedaré con las ganas.
Me ha encantado lo de la comida de la suegra. Algunas, mejor no te hablo de la mia, ni eso siquiera, jaja.
Con respecto a la cremita, a mi tampoco me gustan con quesitos y la tuya tiene un color que la hace más que agradable.
Besitos guapa.

mamen dijo...

Es verdad en Cadiz hay dragos, pero hay mas de uno, hay una precioso en el patio de bellas artes, en el parque genoves tambien hay y a la entrada de Cadiz, delante de las puertas de tierra estan los mas antiguos de occidentes, aqui son como una institucion.
La crema me parece fantastica y con esa dulzura con que tu la describes tiene que estar deliciosa, besos guapa

Calohe dijo...

Hola Adormidera!
no creo que tenga palabras para expresar lo que siento (estoy "espesita", amén de otras cosas).
Lo primero sería agradecer. Gracias por estar ahí, gracias por prestarme atención, gracias por agasajarme, gracias por traer algo extraordinariamente bueno a estos días tan grises en mi interior -sé que no tengo derecho a este estado de ánimo, pero es así-...! Ah! Y gracias por hacerme sonreír! (hace días que me paseo por el mundo con un rictus que debiera estar prohibido). Lo de la suegra ha sido un punto, ja, ja
Lo segundo. Hoy creo que no había aprendido nada nuevo, tan ensimismada estaba conmigo misma, pero tú has evitado que me vaya a la cama sin saber algo más, has hecho que este día tenga más valor... Ya sé que son los dragos! El vídeo me ha encantado: el paisaje me ha transportado a un pasado muy lejado (no creo que yo estuviera aquí), a un mundo totalmente virgen, descontaminado de todo,..., me ha provocado mucha paz, tranquilidad, comunión con la naturaleza, soledad..., desearía estar allí, lejos de todo y de todos, a solas con mis pensamientos y mis decisiones (esas que nunca tomo), creo que allí vería más claro -sin tantos temores- ese camino que no logro encontrar... La música no podía ser más acorde con esa inmensidad, con esa bruma detrás de la cual está el camino...
Tercero. Re-descubro al otro lado de mi ordenador a alguien extraordinariamente sensible y afectuoso, con un amplio bagaje en emociones y seres humanos y vuelvo a agradecer el día que nos hizo coincidir... Y de nuevo coincidimos, en las cremas... A mí tampoco me gustan con quesitos o nata y para darles la textura que a mi parece adecuada, sustituyo, de un tiempo a esta parte, dichos lácteos por un "puñadito" (la de los puñitos eres tú, no?) de arroz.
Mis disculpas por no ser capaz de expresar con brillantez todas las bellas emociones que me has provocado. Creo que no sería un exceso decirte "Gracias, amiga", porque los amigos son los que están ahí cuando los necesitas ¿no? Y yo estaba necesitando dejarme mimar...
Hasta pronto! (hoy prefiero un abrazo)

Anónimo dijo...

Hola Adormidera,como siembre es un placer mira tu paginas y tu anecdota.Plato crema de espinacas genial!!!una receta estupenda y explicada con todo detalle.Me encanta tu video!!!..Beso y buen fin de semana. De Humita.....

Nina Maguid dijo...

Me han sorprendido los dragos, sobre todo que sean parientes de la dracaena de interior. Tienen pinta de ser mágicos, yo suelo abrazarme a los árboles y me encantaría hacerlo con un drago.
La cremita de espinacas y arroz... sabes cuando el cuerpo te pide algo suavecito, lenitivo, pues así me la imagino. Mejor aún en compañía de alguna Adormidera, como en la foto!
Que pases un hermoso día.

MolyGalicia dijo...

Preciosa explicación de los "dragos"...y la cremita con ese color verde me encanta!!! yo con arroz nunca la he preparado así que otra nueva idea con la que me quedo!!!....se vé deliciosa!!

Besiños niña guapa!!

Juan dijo...

Hola Adormidera. Siento no poder decirte nada acerca del vídeo, no se ha abierto, así que me he quedado con las ganas de verlo. Al menos me hago una idea al leerte , de la lectura siempre se extraen algunas sensaciones y recuerdos. Eso me ha pasado al leerte.
Me pasa como a ti con el queso, soy incapaz de ponerlo, lo como, pero en dosis pequeñas y no cocinado jj. La crema de espinacas tiene un aspecto maravilloso, estoy seguro que de sabor también lo será y para estos días un tanto fríos que hemos tenido, habrá sido muy reconfortante.
Saludos

Marhya dijo...

¡Ay, qué pena no poder ver el video! Me he quedado con las ganas. un año de estos a lo mejor el ADSL llega a toda España (si, lo sé, en momentos así parece que vivo en el c*** del mundo). Los dragos hay fotos muy bonitas en un libro precioso que recomiendo a todos los que os gusten los árboles y que se llama "La magia de los árboles", de la editorial Integral. Me lo regaló mi padre hace unos años y es una preciosidad de fotos, leyendas, etc...
Se ve El drago de Icod, precioso.

La cremita tiene que entrar de maravilla, así suavecita. TEngo unas en el huerto así que si el jefe quiere, le cae.

Muchos besitos.

mesilda dijo...

Que bonito es el drago,gracias por enseñarnoslo,ya se una cosa mas que no sabia, me gusta que nos pongas estas cosas,ami tampoco me importaria abrazarlo,me ha encantado la crema y la coliflor dos recetas buenisimas.
Un beso.

Adormidera dijo...

CALOHE,Cuando necesites de los dragos, ahí estarán.
Yo doy vueltas a unos días perdida en Semana Santa. También los necesito para terminar de ajustar-me. Así que se acepta compañía de calcetines dobles (se extiende la invitación a todos los que saben de qué va el doble calcetín). Sólo es cuestión de tirarse de cabeza. Yo de eso sé un montón y a pesar de todo y los chichones, sigo pensando que es la única manera de VIVIR.
Hoy soy yo la que lamenta no tener más capacidad de expresión ni poder hacer nada más. Lo mío no es la repostería ni tengo magia que regalarte. Pero estoy. No tengo idea porqué, salvo porque quiero estar.
Piénsate lo de los dragos.
Un abrazo sostenido y sosegado.

Adormidera dijo...

ZERO, yo no seré nunca suegra así que eso que se gana la humanidad, jajajajajja, porque a mí no me sacarían de las cuatro cositas ni los hijos, cuanto menos los "allegados"!!
Calla, que el domingo me entró a mí un mono horrible de abrazar. Hacía un frío, para mí, inhabilitante, así que hubo que buscar con urgencia el sol, pero no dejaba de dar vueltas a ese abrazo deseado, añorado, necesario.
El color de la crema viene de un mal cálculo con la proporción leche-espinacas. No me quedaban tantas como pensaba y así quedó, verde raro y tierno. A mí tb me gustó.
Te debo algo. Sigo buscando palabras. ;)

Mi querida MAMEN, dulzura la tuya, constancia la tuya, belleza la tuya. No digo más. Un beso enorme

HUMITA, corazón, creo que por ese deseo tuyo el domingo fue estupendo, que el sábado obligó al retiro físico y espiritual el tiempo tan desapasible que tuvimos.
Muchas gracias por siempre estar.

NINA, justamente la has imaginado bien. Lo de las manzanas o el pan es por no quedarnos dormidos, pero la sensación con la crema es de suavidad perfecta, de caricia sin arrebol.
Sobre los dragos: lee lo que le puse a Calohe. ;)

Ruliña MOLY, un abrazo dulce, como para no desentonar.

JUAN, y los días que vendrán. Al menos por aquí se puede tomar caliente hasta, yo qué sé, julio o así. El vídeo a veces aparece como no disponible, sólo tienes que volver a abrir la página, actualizarla y ya. No te lo pierdas, sé que te gustará.
Mil gracias, mosquetero.

MARHYA, lo tuyo es como lo mío. Dos paraísos en el -ulo del mundo, sí señor, dices bien. Si yo te contara... no sé ni como me deja entrar aquí.
Ahora, es una auténtica putada (permítanme esta vez todas las letras). A ver cuándo alguien pone remedio. Y otra bien grande que no puedas ver el vídeo, a tí también te iba a gustar, aunque... ahora que pienso, en cuanto a música no tengo idea por donde vas. Pero el resto te gustaría, seguro.

MESILDA, me alegro que te gusten. La verdad es que sólo puedo poner de lo que me rodea, cuando lo que me rodee cambie, cambiará el contenido, mientras, quedarán dragos y pinos y palmeras y plataneras y vejeques negros y ....... para rato. Me cuesta mucho evitar el entorno, forma parte de mí, formo parte de él (pese a quien pese, jajajaja)

A todos, gracias por la paciencia. Voy recuperando las palabras. Habrá de llegar algún otro parón, pero creo que el camino es bueno. Crucen los dedos, jajajaja, para que la vuelta sea lenta, o vayan disponiéndose a saltar sin leer.
Abrazos.