05 marzo 2009

RE-INSPIRÁNDOME ("Coliflor a la portuguesa" de Nina)


que nada te haga caer del vuelo
Redireccionando un "me gusta" de dt hace poco, comenté que a veces leerlo me encendía luces. Me contestó que , utilizándolo, las encendía yo misma.
Si eso es así, igualmente tengo que agradecer a quienes me rozan instantes y me hacen saltar el dispositivo que me abre y me enciende (palabras, personas, caricias, luz, calor, sombras también), como a los d. pedros o las flores de mi pantana.
Si he cocinado ésto y he sentido el gusto es por varias razones. Lo más importante seguro que es simplemente porque quiero, pero no me voy a olvidar que también es porque, como otras tantas ocasiones, algo me aguijoneó.
Alguien podría pensar que me dejo llevar mucho por lo que me rodea, que no me miro lo suficiente dentro, que me creo demasiado "yo". Es posible, no se lo voy a negar. Pero adoro sentirme tocada, inspirada, azuzada, y si en un momento mi música interior no suena tan alto como para moverme los pies, agradezco, ¡¡¡¡cuánto lo agradezco!!!!, que algo o alguien aún sin saberlo me de un empujón, y no me olvido.
Esta vez ha sido la cocina de Nina, ya la he nombrado varias veces. Porque sí, porque llegó cuando tenía que llegar, porque las coincidencias en el gusto por texturas, colores, sabores y más, me inspiran, porque la dulzura y la amabilidad consiguen más de mí que cualquier cachete aunque a veces me lo merezca, porque la creatividad que siempre va aparejada al amor llega y aunque fuera fugaz, nunca me negaré a explotarla (aunque 100 años durara luego lo que sea que llegue después) .
Tengo varios pendientes de su cocina. No son dulces, que en ese campo, reconozco, hago promesas en vano. Así que por lógica, empecé por ésta, estando la coliflor en temporada.
Con mis cosas estoy acostumbrada a disfrutar, y con las ajenas tengo un ojo clínico para intuir lo que me va a llegar. Lo supe en cuanto vi la foto de su "coliflor a la portuguesa", incluso antes de mirar sus notas, que sólo hizo confirmar mi seguridad.
Reconozco que leí después de haberla hecho otras recetas en internet, y salvo la curiosidad de prepararla alguna vez todo en crudo, la suya es la que me gusta, por lo completo de los ingredientes, ¡¡¡ese pimentón y esas aceitunas!!!, color y textura. Ahora pondré el enlace a su receta. Yo hice una pequeña variación por exigencias de mi guión. La coliflor que había comprado era muy grandota (cosas raras hacen estos supermercados modernos que te cobran por pieza, grande o pequeña, y claro, hay que ahorrar escogiendo la mayor), y no me quería privar de tomarla recién hecha con su aceite y su vinagre que me encanta, y algún otro momento con su ajo arriero, que es auténtico vicio el que tengo. Lo que hice fue cocinarla muy al dente, y así aprovecharla para distintas preparaciones y ocasiones.
Entonces la salvedad está en que yo no sofreí coliflor y papas con la cebolla, tomates (puse natural fresco y un poquito de concentrado de ese italiano) y pimientos, sino que la añadí después ya cocinadas y la rehogué fuerte, como hago casi todo, un poco del caldo de la cocción para hacer algo de salsita (cuanto más pues más moje, ya supondrán) y a reposar hasta el día siguiente.
Sola con pan tostado ya no necesita más. Coincido totalmente con ella en cuanto a texturas. Creo que esa "manía" no se la conocía a nadie sino a mí misma, jajajajaja, ya me siento menos rara.
Pero para hacerlo plato único y como tampoco quedaba ya tanta cantidad, decidí probar mi último descubrimiento, el tomillo-limón que he sembrado, e hice una tortilla de yerbas. Huevo salpimentado, batido con abundante perejil y tomillo recién cogido. ¡Deliciosa y aromática tortilla!, que le va también muy bien.


En fin, que recupero temporalmente las palabras para agradecerte.

9 comentarios:

Nina Maguid dijo...

Después de esto, qué quieres que te diga... me has dejado blandita... urge un abrazo crujiente para contrastar las texturas!
Algún día te contaré lo cerquita que estoy de The Falls (por cierto, tendría que investigar estas causalidades contigo!). Y me ha gustado conocer los me gusta de dt, volveré por su blog.
Gracias, Adormidera, tú haces que todo sea más bonito.

elo-cocina dijo...

Aún no sé como me acabas de despertar deseos de comer esa coliflor (raro, porque la coliflor no me gusta) y de conocer la cocina de Nina.

Anónimo dijo...

Adormidera yo normalmente hago la coliflor rehogada, asi que ya tengo una forma nueva.Nos gusta mucho y la tuya tiene que esta muy fabulosa.Al verla en la foto ya da ganas de probarlajjj.Y la tortilla de yerba, con tomillo, perejil una exquisites...Un beso de Humita.

Juan dijo...

Adormidera, el vídeo, estupendo y, junto a la introducción que has hecho, como no podía ser de otra manera, está muy acorde a la serenidad que transmites e inspiras.
La coliflor un derroche de color y se intuye que de sabor, pero esa tortilla de hierbas tiene una pinta excepcional.
Saludos

Nina Maguid dijo...

Ofi cerrada, releo con calma y descubro que necesito con urgencia el tomillo-limón para hacer una tortilla como ésa. No lo conozco pero mañana mismo me pongo en campaña para conseguirlo.
Besitos y gracias por estos retos que me planteas.

Adormidera dijo...

Elo, algunos dicen que no hay nada casual, quizá sea tu momento de probarla. Yo tuve también una primera vez.

Y una primera vez que vi esa película y escuché esa música, JUAN. Y otra vez muchísimos años después que la misma música sirvió para que alguien me hablara de misiones particulares de cada cual. Y una primera vez que vi la luz verde de Nina, igual que una primera vez que tú me hablaste a cuenta de un viaje, ¿recuerdas? Curiosamente ayer, rememoraba ese viaje y esta mañana leía la última página de "Cuentos de la Alhambra" del Sr. Irving. Parece que demos vueltas y millones de pequeños detalles se entrelacen una y otra vez.

HUMITA. Hoy probaré algo nuevo, y ayer también. Y hay tanto nuevo por catar, que la vida se hace corta y el tiempo no da. Ni te lo planteees, prúebalo que es estupenda esa receta de nina.

NINA, a tí no te digo más. Hoy toca repetir bragas y poner orden, probar alguna cosa nueva (esta también te la tengo que dedicar)y a ver si es verdad que soy capaz de poner algo más bonita la selva.

Besos y abrazos, apretados que hace un frío que pela.

Kako dijo...

Se ve exquisito, ademas esa tortilla de hierbas debe estar genial. Me encanta la combinación.
Un abrazo.

Guanaco dijo...

Esta comida se ve woooo espectacular
Me imagino el sabor q tendra, he visto las comidas, Las vegetarianas me parecen deliciosas, Cuidate Violeta y gracias por mostrar tu mundo, Cesar

Adormidera dijo...

Gracias a tí, César, por la visita y por hacerme saber que estuviste.
Ya decía yo de qué me sonaba eso de "Guanaco"... ahora ya recuerdo. ;)

Cuídate tú también y que disfrutes un verano feliz!!!